San Nicolás bajo el proyecto de “Cuidad Rural”

Ante el crecimiento de la mancha demográfica en todas las ciudades la localidad de San Nicolas en Tequisquiapan enfrenta un nuevo reto, la construcción desordenada de las viviendas y la perdida de identidad. San Nicolás es un pueblo en medio de Tequisquiapan y San juna del rio, y su principal actividad es la producción de ladrillo rojo para la construcción, actualmente una comunidad que se debate por mantenerlo como pueblo o incluirlo a la cuidad  con 150 habitantes por hectárea

Ante este problema El Instituto Del Fondo Nacional De La Vivienda Para Los Trabajadores (Infonavit) por medio de Centro de Investigación para el Desarrollo Sostenible lanzo un concurso de “habitar el territorio” donde se buscaría el proyecto más viable para cubrir las necesidades de esta localidad en su crecimiento demográfico.

El concurso fue ganado por Ala Pérez Gómez, Arturo Castrejón y Daniel Flores Montes estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) quienes presentaron el proyecto “Cuidad Rural para San Nicolás” después de competir contra 300 proyectos más, es decir, aproximadamente 1500 estudiantes de todo el país.

Este proyecto plantea casas de 800 m2 alineadas a calles, y hechos principalmente de ladrillo rojo producido por la misma población.

Dichas construcciones contemplan un espacio extra para la creación de módulos extras en caso de querer ampliar la construcción (esto debido a que las familias suelen crear cuartos arriba de otros cuando la familia crece sin tener una construcción independiente). Estos módulos cubrirían este requisito ya que serían autónomos lo que permitiría también un mejor desarrollo y convivencia en las familias.

Estas construcciones se establecerían en diversos lotes baldíos y podrían ser ocupados por familias a través de autofinanciamientos como los otorgados por tu casa express, y consolidar la localidad sin pérdida de identidad.

Los ganadores del concurso destacaron que el aprovechamiento del suelo seria tal, que podrían permitirse un aumento de la densidad de población de 150 a 300 personas por hectárea sin afectar el ecosistema.

El premio será entregado durante la Cumbre Infonavit el próximo mes de diciembre en la CDMX.